Archivo de la etiqueta: Thriller

El contable (2016)


Fotograma: El contable (2016)

Christian Wolff (Ben Affleck) es un genio de las matemáticas, aunque sus habilidades sociales hacen que congenie mejor con los números que con las personas. Con la tapadera de una pequeña gestoría, trabaja como contable autónomo de las organizaciones criminales más peligrosas del mundo. Seguido por Hacienda, Christian escoge un cliente legal: una empresa tecnológica en la que conoce a Dana Cummings (Anna Kendrick), una secretaria de contabilidad que ha descubierto un desfalco de millones de dólares asociado a misteriosas muertes.

Valoración: 6,839.

Sigue leyendo

Anuncios

Infiltrado (2016)


Fotograma: Infiltrado (2016)

En medio del exceso de los 80, Robert Musella (Bryan Cranston) se convirtió en el eje central del blanqueo de dinero de los grandes capos de la droga. Sin embargo, Musella era en realidad Robert Mazur, un agente de aduanas que consiguió infiltrarse más dentro del negocio del narcotráfico de lo que nadie había hecho antes. Siempre viviendo en la cuerda floja, Mazur consiguió ser parte indispensable de un círculo de corrupción y violencia y convertirse en el protegido de aquellos a los que había prometido matar.

Valoración: 6,857.

Sigue leyendo

Secuestro (2016)


Fotograma: Secuestro (2016)

Patricia de Lucas (Blanca Portillo) es una reputada abogada cuyo hijo está a punto de ser secuestrado. Por suerte, las horas de pesadilla terminan cuando el niño aparece, magullado, pero sano y salvo. En una rueda de reconocimiento, el joven identifica al protagonista del fallido rapto, que sin embargo consigue salir libre por falta de pruebas. Asustada por un posible regreso del secuestrador, Patricia decide tomarse la justicia por su mano, provocando una situación descontrolada de consecuencias imprevisibles.

Valoración: 6,235.

Sigue leyendo

Transsiberian (Brad Anderson, 2.008)


Transsiberian (Brad Anderson, 2.008)

Título original: Transsiberian
Director: Brad Anderson
Guionistas: Brad Anderson
  Will Conroy
Intérpretes: Woody Harrelson
  Emily Mortimer
  Kate Mara
  Eduardo Noriega
  Ben Kingsley
  Colin Stinton
  Thomas Kretschmann
  Etienne Chicot
Productor: Julio Fernández
Fotografía: Xavi Giménez
Música: Alfonso Vilallonga
Montaje: Jaume Martí
Nacionalidad: España
  Alemania
  Reino Unido
  Lituania
Año: 2.008
Duración: 111 minutos
Edad: 13 años
Género: Crimen
  Drama
  Misterio
  Suspense
Distribuidora: Sociedad General de Derechos Audiovisuales, S. A.
Estreno: 24-10-2.008
DVD Alquiler:  
DVD Venta: 03-06-2.009
Página WEB: Ficha completa en IMDb
  Ficha completa en FilmAffinity
  Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 5,823 Espectadores: 406.719
Público: 5,816 Recaudación: 2.409.108,05 €
España:   Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor:   Ratio de popularidad: 0,00%

Sinopsis:

El Transiberiano es uno de esos legendarios viajes en tren que la gente suele soñar con hacer alguna vez en la vida, aunque evidentemente ha pasado por épocas mejores. Tras su reciente estancia en Pekín, una pareja americana, Roy y Jessie, decide hacer el largo viaje de vuelta a casa en el famoso tren. Allí conocen a otra pareja, Carlos y Abby, con los que rápidamente entablan una relación. Cuando Roy no sube al tren tras una de las paradas, Carlos y Abby se ofrecen a esperarle con Jessie en la próxima estación. Es entonces cuando ésta empieza a darse cuenta de que sus compañeros de viaje no son exactamente quienes aparentan ser. Lo que tendría que haber sido un viaje placentero se complicará todavía más al verse inesperadamente relacionados con la investigación llevada a cabo por el oficial Grinko, un agente ruso dedicado a la lucha contra el narcotráfico.

Tras “El maquinista (2.004)”, Brad Anderson vuelve a rodar para Filmax, apropiándose esta vez de todo un referente del thriller, el terror y la aventura: el mítico tren que une Pekín y Moscú. Durante el viaje, una pareja norteamericana (Woody Harrelson, y Emily Mortimer) conocerán a Abby (Kate Mara) y a Carlos (Eduardo Noriega). Todo se complicará con la entrada en escena del inspector Grinko (Ben Kingsley), que viaja para esclarecer la muerte de un narcotraficante.

Crítica:

28.10.2008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Los raíles del crimen

Le falta garra a esta enrevesada visión de un largo viaje en el Transiberiano, línea de ferrocarril que recorre 9.288 kilómetros entre Moscú y Vladivostok, aunque en la película que nos ocupa da comienzo en un ramal en China, que sale de Pekín. Tras “El Maquinista”, el realizador norteamericano Brad Anderson ha vuelto a contar con la producción española de Filmax, cuya cabeza visible es Julio Fernández, para llevar a buen término una liosa trama ambientada en dicho tren, en el que viaja toda una serie de escurridizos personajes, con el tráfico de drogas y la corrupción galopante en ese inmenso país europeo-asiático como detonante de todo el tinglado.

Pero de nada sirve que su máximo responsable encierre a sus personajes y al espectador en un escenario ya de por sí claustrofóbico, con contadas salidas al exterior, puesto que no se nos transmite la asfixiante angustia vivida por una situación límite. En ese sentido, tampoco los intérpretes logran comunicar al gran público sus tensos estados de ánimo, tal vez con la excepción de Emily Mortimer (Jessie), la más entregada a su papel de todo el reparto. Porque tanto Woody Harrelson como Eduardo Noriega no son en ningún caso contundentes.

Además, la visión que se ofrece de Rusia no puede ser más siniestra y tópica, compuesta por individuos incompetentes, cuando no directamente criminales, bien alicatados de vodka, capaces de soltar en cualquier momento afirmaciones tan drásticas como la siguiente: ‘Rusia se divide en dos, los que van hacia arriba en jet privado y los que van hacia abajo en un ataúd’. Terrorífica visión, pues, de un país y de unas gentes pertenecientes a muy diversas etnias, en un título que no es de terror, sino que se trata más bien de un apañado filme de intriga, filmado con oficio pero sin inspiración, e impulsado hacia un rocambolesco desenlace.