Blinky Bill, el koala (2015)


Fotograma: Blinky Bill, el koala (2015)

Blinky Bill es un koala de portentosa imaginación y espíritu aventurero que sueña con salir del pequeño pueblo en el que vive y seguir los pasos de su padre, un famoso explorador que desapareció hace ya un tiempo y al que todos dan por perdido excepto Bill. Cuando el koala descubra una pista sobre el paradero de su progenitor, se embarcará en un peligroso viaje en el que hará nuevos amigos, que le ayudarán en su búsqueda y a sobrevivir a los terribles obstáculos que les amenazarán en su camino.

Valoración: 4,862.

Tráiler de la Película

Ficha

Título Original: Blinky Bill the Movie.
Director: Deane Taylor, Noel Cleary, Alexs Stadermann, Alex Weight.
Guionista: Fin Edquist.
Actores de Doblaje (V. O.): Rufus Sewell, Toni Collette, Robin McLeavy, Ryan Kwanten, David Wenham, Barry Humphries, Richard Roxburgh, Deborah Mailman.
Productores: Jim Ballantine, Barbara Stephen.
Música: Dale Cornelius.
Fotografía: Animación.
Montaje: Simon Klaebe.
Países Participantes: Australia, Estados Unidos.
Año de Producción: 2015.
Duración Original: 93 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Infantil.
Estreno (España): 20 de enero de 2017.
DVD (Venta): 17 de mayo de 2017.
Distribuidora (España): Flins y Piniculas.
Espectadores (España): 31.830.
Recaudación (España): 169.417,99 €.

Cartel: Blinky Bill, el koala (2015)

Crítica

26-01-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Australia en tus manos

Se siguen estrenando con cierta regularidad películas adscritas al cine de animación, un género que goza de buena salud en los tiempos que corren. Ahora le toca el turno a una agradable producción australiana, basada en un popular cuento infantil de la escritora neozelandesa Dorothy Wall, llevada a la pantalla por un nutrido equipo de realizadores, dispuestos a camelar a los más pequeños con las insólitas aventuras del travieso animalito al que hace alusión el título. Un canijo al que le vemos dispuesto a dar con el paradero de su papi, al que dan por desaparecido hace mucho tiempo.

Ni corto ni perezoso, emprenderá un largo viaje a través de la inmensidad de esa isla-continente que es Australia, al tiempo que deberá hacer frente a incontables peligros, presentados siempre en tono distendido, con simpatía e imaginación, con lo cual los chiquitajos encontrarán motivos de disfrute con dichas peripecias. Por otra parte, en su arriesgado periplo a través de algunos de los paisajes más fantásticos que cabe imaginar -incluidos Green Patch y Ayers Rock o Uluru-, el pequeño Bill contará con la generosa ayuda de inesperados amiguitos de la región de Queensland, con lo cual miel sobre hojuelas.

Tened en cuenta que el koala es el animal más representativo de Australia -más aún que el canguro-, con lo cual la película habla asimismo de la identidad nacional, pero de forma sencilla y espontánea, con un espíritu cándido, colorista y fácil de asumir. Desde luego, que nadie espere encontrar en “Blinky Bill, el koala” el arte, la sofisticación y la ambición propias de las maravillas creadas por Walt Disney, Pixar y los estudios japoneses Ghibli, porque de lo que se trata aquí es, simplemente, de hacer pasar un rato de sano esparcimiento a los pequeños de la casa. Realzado todo ello por su encantadora capacidad de invención poética, capaz de reafirmar un deseo íntimo frente a un universo incomprensible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estrenos 2017 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s