El tesoro (2015)


Fotograma: El tesoro (2015)

Costi (Toma Cuzin) es el padre de una familia feliz que vive en Bucarest. Por las noches disfruta contando a su hijo las historias de Robin Hood para ayudarle a conciliar el sueño. Un día, su vecino le confiesa que está seguro de que hay un tesoro escondido en el jardín de sus abuelos, y le ofrece compartir el botín si alquila un detector de metales y le acompaña un día. Aunque al principio se muestra escéptico, Costi no tardará en dejarse llevar por el atractivo de ser el protagonista de su propia aventura.

Valoración: 6,559.

Tráiler de la Película – VOSE

Ficha

Título Original: Comoara.
Director: Corneliu Porumboiu.
Guionista: Corneliu Porumboiu.
Reparto: Adrian Purcarescu, Toma Cuzin, Radu Bânzaru, Corneliu Cozmei, Cristina Cuzina Toma, Florin Kevorkian, Nicodim Toma, Iulia Ciochina, Marius Coanda.
Productor: Marcela Ursu.
Música:
Fotografía: Tudor Mircea.
Montaje: Roxana Szel.
Nacionalidad: Rumanía.
Año de Producción: 2015.
Duración Original: 85 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia.
Estreno (España): 16 de diciembre de 2016.
DVD (Venta): 22 de marzo de 2017.
Distribuidora (España): Surtsey Films.
Espectadores (España): 2.966.
Recaudación (España): 15.803,20 €.

Cartel: El tesoro (2015)

Crítica

18-12-2016 – JOSU EGUREN

Un hallazgo inesperado

Sugestión, suspense y capacidad de síntesis desde el propio título; el quinto largometraje de Corneliu Porumboiu penetra en la espesura dramática de la sociedad rumana -aún tambaleante por los efectos de la crisis- sin que el espectador repare en la precisión de un mecanismo, de apariencia simple y planificación perfectamente legible, que se deforma a partir de los giros del relato para arrojar una involuntaria lectura posmoderna y remitificadora de las clásicas historias de aventuras juveniles; solo que en este caso los protagonistas son dos adultos con necesidades y urgencias distintas, que se igualan en la búsqueda de un tesoro enterrado en una finca rural que les fue expropiada durante la revolución comunista.

Como sugirió el gran crítico André Bazin a propósito del análisis de “Las damas del bosque de Bolonia” (1945), de Robert Bresson, Porumboiu «especula con un cuento realista en un contexto realista», de tal modo que los realismos se destruyen mutuamente dando como resultado una atmósfera con fuertes trazas oníricas. El monólogo de un detector de metales, que atraviesa las distntas capas que se superponen sobre la convulsa historia sociopolítica de Rumanía, es un ejemplo más de los recursos con los que Porumboiu hace crecer en volumen y profundidad una puesta en escena minimalista. Concentrando el arco de la narración en un solo escenario, durante una noche de averiguaciones infructuosa que tiene como premio un hallazgo fuera de lo común, “El tesoro” va calando de una manera casi imperceptible, sin elevar la voz y con el humor absurdo como cuña.

Lo que ocurre después es tan impredecible y emocionante que puede que soliviente al público con tendencias sadomasoquistas. Es el momento de recordar de qué manera resolvió Hitchcock “Pero… ¿quién mató a Harry?” (1955), para comprobar cómo metaboliza Porumboiu el discurso del Mcguffin.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estrenos 2016 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s